En el Congreso Partidario el PJ lanzó un llamado a la unidad,Gilberto Alegre asistió y una delegación del FR

“Hay que ponerse el overol de la unidad y militarla hasta que duela”. La frase fue pronunciada en tono enfático por el presidente del PJ, José Luis Gioja, en el Congreso partidario que sesionó ayer en el microestadio de Ferro. Desde allí surgió una estridente convocatoria a los gobernadores peronistas y también a Sergio Massa para integrarse a un frente opositor a Cambiemos.

El trasfondo de ese llamado a la unidad, con el que machacaron Gioja y otros oradores como el titular del Congreso del PJ, el eterno gobernador formoseño Gildo Insfrán, se discutió en la antesala del encuentro, donde dirigentes de todo el país especularon con la posibilidad de gestar una “candidatura de consenso” y no descartaron, incluso, un renunciamiento de Cristina Kirchner.

De hecho, esos comentarios –que pudo constatar EL DIA en el lugar- de algún modo minimizó la ausencia notoria de la gran mayoría de los gobernadores del PJ, contrastando con una superpoblación de dirigentes afines al kirchnerismo, incluidos algunos que se proponen como candidatos “mulettos” en caso de que la ex presidenta no se presente a las próximas elecciones.

Entre ellos se los pudo ver a los diputados Daniel Scioli, Agustín Rossi y Felipe Solá, éste último uno de los primeros en regresar al PJ desde el massismo, proponiéndose como un puente de unidad con el kirchnerismo. También fueron de la partida el intendente de Tigre, Julio Zamora, y una delegación del Frente Renovador entre los que se encontraron Gilberto Alegre y Pablo Garate.

Pero aún así, Massa mantuvo ayer un estricto silencio de radio sobre la convocatoria pública que recibió desde el Congreso del PJ. De todos modos, el diputado camporista Wado de Pedro se permitió ir un poco más allá: propuso que el PJ y Massa diriman las candidaturas en las PASO. “Llamamos a conformar un frente opositor sin exclusiones”, afirmó el oriundo de Mercedes.

Menos lisonjas recibieron, en cambio, el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti; su colega salteño Juan Manuel Urtubey y el senador Miguel Pichetto, quienes advirtieron cada uno por su lado que no están dispuestos a unirse al kirchnerismo. Un caso distinto es el de Roberto Lavagna, quien coquetea con una candidatura presidencial y en el PJ estarían dispuestos a dialogar con él.

En este contexto, el Congreso del PJ sesionó ayer con 643 delegados provinciales presentes, a excepción de los cordobeses, buena parte de los salteños y la mitad de los puntanos, ya que sólo llegaron a la capital los alineados con el gobernador Alberto Rodríguez Saá –que se sentó entre ellos, no en el estrado- y no los que acatan el liderazgo de su hermano Adolfo Rodríguez Saá.

Los gobernadores del PJ no dieron la cara, pero en algunos casos –como los del tucumano Juan Manzur o el chaqueño Domingo Peppo- enviaron congresales a la cumbre. Es que los mandatarios oscilan entre el kirchnerismo y Alternativa Federal, el nucleamiento que se constituyó para dejar atrás el predicamento de Cristina pero que está condicionado por los números de las encuestas.

Los gobernadores del PJ no dieron la cara. Pero algunos enviaron a los congresales

https://www.eldia.com/nota/2019-3-8-2-5-40-el-pj-lanzo-un-llamado-a-la-unidad-a-los-gobernadores-y-tambien-a-massa-politica-y-economia