Buenos Aires y Santa Fe, otra vez en discordia por el manejo de La Picasa

La derivación de agua de la laguna La Picasa reabrió un conflicto interjuridiccional en los últimos días, luego de que el Gobierno de Santa Fe decidiera avanzar de manera unilateral con la apertura de un canal de escurrimiento que podría afectar a distritos bonaerenses.

La obra en cuestión fue informada y puesta en funcionamiento por la provincia vecina hace algunas semanas, y generó rápidamente una fuerte inquietud en el gobierno de María Eugenia Vidal. En este marco, Recursos Hídricos de Nación decidió llamar a una reunión de comité de cuenca que se realizará el próximo 30 de abril.

El subsecretario de Hidráulica bonaerense, Luis Giménez, le señaló a DIB que en ese encuentro esperan que Santa Fe “explique los alcances de la obra” y que se plantee un “análisis del impacto” que tendrá en distritos de la provincia.

“Si los elementos técnicos nos satisfacen y entendemos que no hay riesgo, vamos a colaborar”, dijo el funcionario bonaerense, mientras que confió en que Santa Fe dejará el canal sin efecto “si descubre que la decisión nos va a perjudicar”. En este sentido, confió en que “va a haber un ámbito de entendimiento”.

El “by pass” derivador conecta a La Picasa con el canal Alternativa Norte. Luego, el agua va llenando una serie de lagunas hasta llegar a la llamada “El Chañar” (todos estos espejos aún en Santa Fe), para finalmente conectar con la Cuenca del río Salado.

La Plata, abr 16 (DIB).

A %d blogueros les gusta esto: