Se realizó acto por el día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas

Esta mañana, con la presencia de autoridades municipales, concejales, docentes y alumnos de escuelas y distintas entidades de la ciudad, se llevó a cabo el acto en la Plazoleta de la Soberanía .

 
El acto protocolar se llevó a cabo en la Plazoleta de la Soberanía y estuvo presidido por el Intendente Municipal Eduardo Campana, la Sra. Paula Siri, madre del cabo post mortem Fabián Siri, y los ex combatientes Sres.  Juan Tula, Ricardo Celaye, Rubén Leyton, Nicolás del Rosario González, Edgardo Bertero y José Luis Mellana.
Luego que el Jefe Comunal y la Sra. Paula Siri izaran el pabellón nacional se entonaron las estrofas del Himno y seguidamente en nombre de la comunidad del Partido de General Villegas en memoria del Cabo Post mortem Fabián Siri, junto a demás familiares, colocaron la ofrenda floral.
La Policía Comunal también colocó su ofrenda floral a través de los comisarios Inspectores Carlos Alberto Mattioli y César Abel Colareda y luego el Padre Daniel Cassani realizó una oración.
Por la comunidad educativa de la Escuela Secundaria Nº 8 el Director Luciano Lezcano señaló: “en la lectura recurrente de estos días y en las charlas con Luis y Paula sobre la cuestión que hoy nos reúne clara y constantemente surgen 3 conceptos; memoria, soberanía y libertad.
Hoy homenajeamos a los héroes que combatieron en el conflicto bélico del Atlántico Sur en 1982.[…] Rubén Leyton, José Luis Mellana, Juan Tula, Ricardo Celaye, Nicolás González, Fabián Siri, nuestro Fabián y tantos chicos no eligieron. Les tocó y se hicieron cargo del momento de la historia. Se hicieron cargo de nuestro futuro, posponiendo el de ellos. Ellos sí cambiaron sus sueños personales por los de nuestra Nación, dejando sus sueños en el mar mientras se alejaban del continente para buscar la tan ansiada libertad de aquella pequeña porción de la Patria. Tamaña desventura les tocó vivir, compartir y sufrir.
Sepan que sus acciones no han sido en vano. Hoy son canciones, sonidos, escuelas, ejemplo de valentía, de honor y superación. Nuestro Sur en la brújula a seguir en pos de construir la Patria con memoria, mucho más justa, libre y soberana.
A nuestros jóvenes, niños y niñas les digo que en sus manos está la Patria y la libertad del pueblo. Tómenla de nuestros héroes de Malvinas que están a la altura de nuestros próceres como San Martín, Rosas o Belgrano y salgan a librarla. Sean como Fabián. Ese joven trabajador, soñador, comprometido con su escuela y educación. Abanderado orgulloso de portar la Bandera Nacional, comprometido con la justicia y las causas nobles. Humilde y valiente. Acérquense a Paula, su mamá, y ella les va a contar, mostrar y enseñar. 
Como dijo una madre de la comunidad educativa; “ella tan fuerte como un roble, una esperanza latente y una madre con todas las letras. Ella es casi un poquito la mamá de nuestros niños de la 8. La mamá de quien dejó todo para protegernos”. 
Gracias a todos y en especial a nuestros héroes”.
A continuación Ricardo Celaye recordó: “estaba haciendo el servicio militar en Puerto Belgrano, estaba embarcado, y el 27 de marzo el buque recibe la orden que tenía que zarpar el día que salimos fuimos hacia Río Gallegos y estuvimos 15 días recibiendo información acerca de la función que debía hacer el buque hasta que recibimos la orden del comandante que teníamos que amarrar en Puerto Deseado donde le iban a colocar una radio a 200 millas hacia afuera por si había que rescatar algún piloto argentino.
Así fue que en Puerto Deseado nos proveímos de combustible y víveres y el 3 de mayo,  cuando estábamos haciendo el operativo a las 0:40 fuimos atacados por un helicóptero inglés donde en el primer ataque estaba en el comedor de tropa y fue derribado el puente y a la 1:20 el segundo donde el buque se quedó sin comunicación y hubo 8 bajas y 10 heridos, entre ellos yo con una herida a la altura de la rodilla y estuvimos 3 días a la deriva por cuestiones climáticas, había mucha niebla. 
Luego nos rescató el buque Cabo San Antonio, donde iba el compañero Rubén Leyton, hasta que llegamos a Puerto Deseado y los cuerpos con ese olor entre los hierros. Allí nos esperaban hasta que dos días después en Puerto Belgrano me tuvieron que intervenir quirúrgicamente. Fueron momentos duros vividos. Esa fue mi experiencia de la guerra”.
Seguidamente Rubén Leyton tomó la palabra y contó: “yo estuve embarcado en el Cabo San Antonio, un buque de desemmbarco tanque. Zarpamos el 28 de marzo con toda la tropa de Puerto Belgrano a un rumbo desconocido.  Hace pocos años un comandante reconoció no saber a dónde íbamos. A él lo llamó el Almirante y le entregó 5 sobres, de los cuales no los podía abrir hasta que estuviéramos navegando. A la salida del canal de Puerto Belgrano le ordenan abrir el quinto sobre y se entera que íbamos a recuperar las Malvinas, pero la dotación no sabía nada.
Navegamos durante 5 días para llegar a Malvinas y poderlas recuperar, la operación se llamó Rosario y el Cabo San Antonio fue parte de los desembarcos de los anfibios ese día. 
Sucedieron un montón de cosas en el camino pero destaco que el 1 de mayo nos atacó el submarino Onix en Río Grande. El 2 de mayo el submarino Conqueror hunde el Crucero (ARA Gral. Belgrano). El 3 de mayo un helicóptero ataca al Sobral. El 4 nos dan la orden de salir a rescatar al Sobral sabiendo que nos seguía un submarino. La sensación es como la de nadar sabiendo que hay tiburones, en algún lado te iban a encontrar. Por la desgracia de ellos nos salvamos nosotros porque el submarino nos estaba esperando en el Golfo San Jorge que teníamos que cruzarlo. A la noche el cabo Ángel Berti ubica al Sobral y a la mañana siguiente un avión  lo visibiliza y lo llevamos a Puerto Deseado. 
Ahí es donde me doy cuenta de lo que es la guerra. Porque mi jefe Nicolás Toledo me manda a buscar los equipos de radio que habían quedado sanos y no pude hacerlo porque no había quedado nada. Todo lleno de sangre. La peor carnicería que había visto en mi vida la vi ahí arriba. Fue un momento durísimo. 
Terminó la guerra y pasaron más de 18 años y en la Municipalidad traíamos el pabellón y Ricardo me dice; “te acordás cuando nos rescataron?” y no sabía de dónde. Habían pasado 18 o 20 años y nunca supe que él había estado en el Sobral y hoy es mi mejor amigo”.
Por último el Intendente Eduardo Campana señaló: “Muchas gracias Ricardo y Rubén por estas historias. Creo que cada uno de nosotros, escuchamos, leemos, o miramos, vivimos y enjugamos alguna lágrima con estas anécdotas. De héroes, de verdaderos héroes. Ustedes no fueron convocados a una guerra, la guerra los llamó y estuvieron ahí, en ese momento, en esa hora. Les tocó y estuvieron a la altura de las circunstancias. Realmente como verdaderos héroes, pensando en este pabellón que enarbolamos, nuestra bandera argentina que como argentinos la llevan muy adentro. 
Eso nos enorgullece a todos, los que estuvimos del otro lado, porque nos hicieron ver en principio una cosa tan distinta, que parecía una sencillez y era algo improvisado, sin una meta, sin un final. 
Sí las Islas son nuestras, desde 1833 cuando las arrebataron, las Islas son nuestras. Geografía, derecho, soberanía, y rescato el mensaje para nuestros jóvenes, niños y nietos. Hay que seguir  peleándola para poder recuperarlas porque las Islas son nuestras. 
Reivindiquemos a nuestros héroes, verdaderos héroes. Desde lo personal me gusta escuchar estas anécdotas  y me conmueven profundamente como seguramente a todos. […] 
El día es hermoso con un marco espectacular con todas las banderas, nuestra gente, los vecinos y eso es lo que construye nuestra Argentina. […] 
La pasaron difícil muchachos pero son grandiosos héroes. Les pido un aplauso a todos por los héroes que tenemos acá y a Paula (Siri) fundamentalmente. 
Es un orgullo conmemorar cada año este día y cada año sumémonos más porque esta guerra nos atravesó a todos, pero lo fundamental es que podamos reflexionar hacia un futuro en construcción, comunicados, hermanados, siendo solidarios y como ellos. Uno rescata al otro y son amigos. 
Realmente de corazón les agradezco haber peleado y ser los héroes de nuestra Patria”. 
El Club Sportivo de General Villegas entregó a la Sra. Paula Siri, una camiseta en la cual lleva la imagen en honor a Fabián en el torneo de la Liga de Futbol Villeguense. También se entregó la ficha en la cual lo acreditaba como jugador de la institución.
Para finalizar el emotivo acto la representación alusiva estuvo a cargo del alumno Leonel Viscar del Nivel Secundario del Colegio María Inmaculada quien leyó un fragmento que destacaba la figura del periodista Nicolás Kasanzew “la cara de Malvinas” y por último se entonaron las estrofas de la  Marcha a las Malvinas.