Unión Popular que está vinculado a Gilberto Alegre y apoya a Juntos por el Cambio ex Cambiemos

Las últimas horas fueron una vorágine para el oficialismo que, en pocas horas, integró a dos partidos más a la coalición Juntos por el Cambio que vinieron con la aceptación de Miguel Angel Pichetto de la candidatura a vicepresidente. Se trata de los partidos Unión Popular y el Partido Demócrata Popular, que eran parte de Alternativa Federal y siguieron los pasos del senador peronista.

UP está vinculado a Gilberto Alegre, un ex duhaldista que junto a otros peronistas como Carlos “Tato” Brown, acompaña la candidatura de Pichetto. Lo mismo sucede con el partido que preside Ricardo Maqueda,también de origen peronista. Ya tenían algún acercamiento con el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, pero no dudaron en acompañar a Mauricio Macri una vez que convocó al senador peronista por Río Negro.

La incorporación de estos nuevos partidos cambia la distribución del financiamiento del frente y la cuota que le corresponde a cada partido de pauta publicitaria gratuita en los medios audiovisuales, además de las listas de legisladores en cada uno de los distritos. En la sede de Balcarce 412 que fue del PRO, luego de Cambiemos y ahora deJuntos por el Cambio, fueron acercándose los apoderados de los partidos para firmar el acta.

El presidente de la UCR, Alfredo Cornejo, hizo breves declaraciones periodísticas al salir de la reunión del comité nacional que aprobó lo actuado por la comisión de acción política que negoció con el PRO la ampliación de la alianza que derivó en la convocatoria a Pichetto, una decisión que les permite ir a las elecciones nacionales con mayor confianza.

Fuente Infobae.

 

El gobernador de Mendoza adelantó que en varios lugares se realizarán PASO para dirimir las candidaturas, tal como se decidió en la convención nacional y fue respaldado por el PRO y la CC. Con la llegada del peronismo también habrá discusiones en esas listas y donde tengan candidatos querrán hacer valer sus posiciones. Esto tensionará, obviamente, a la nueva coalición, lo que exigirá un tacto especial en las mesas de negociaciones.

“Se harán PASO en aquéllas provincias donde no lleguemos a acuerdos, pero se tratará de respetar un criterio común”, dijo Cornejo. Explicó quelos 19 diputados radicales que terminan su mandato en 2019 serán reemplazados por un número similar en las próximas listas y que  “en el Senado es un barajar y dar de nuevo”, porque las provincias que eligen senadores este año son distintas a las que Cambiemos llevó candidatos.