Kicillof recibió un fuerte respaldo en la cuarta y prometió “atender la demanda del campo”

Axel Kicillof, candidato a gobernador del Frente de Todos, estuvo en América, Rivadavia, Trenque Lauquen, Alberti y Chacabuco en el marco de un regreso a la campaña tras las PASO del 11 de agosto

Axel Kicillof, candidato a gobernador del Frente de Todos, estuvo en América, Rivadavia, Trenque Lauquen, Alberti y Chacabuco en el marco de un regreso a la campaña tras las PASO del 11 de agosto.


 

En la sede del PJ de Chacabuco, acompañado por el candidato a intendente, Ricardo Ciminelli, en conferencia de prensa, consultado ya por las políticas en su eventual gobierno a partir del 10 de diciembre, comentó que analizó el Presupuesto provincial y reafirmó su cuestionamiento al endeudamiento en moneda extranjera. “No sabemos cómo nos va a dejar las arcas. Lo que sí sabemos es que lo que presente una necesidad de Chacabuco y de todas las localidades, vamos a hacerlo lo más rápido posible. Vamos a hacer un plan de infrestructura para toda la provincia y a cumplir com las necesidades de cada uno de los distritos”, dijo.

Al respecto de su vínculo con “el campo”, sostuvo que este “confió y apoyó al gobierno de Macri y Vidal. Y hoy lo que hemos recibido es que todo lo que esperaban, todas las promesas, fueron incumplidas, con un agravante: El acceso al crédito está hace mucho tiempo interumpido con tasas inaccesibles, de la misma manera que la dolarización de los insumos, es decir, los costos son cada vez mayores”.

“Vamos a atender la demanda del sector agropecuario – prometió – teniendo en consideración las diferentes situaciones: para el sector agropecuario no vamos a tener una sola política misma (sic) para un productor que tiene 5 mil, 8 mil o 15 mil hectáreas que para un pequeño productor. La clave es la segmentación de las políticas agropecuarias para facilitar su tarea y que se encuentra sufriendo.”

Y agregó: “Son importante las propuestas y charlar sobre aquellas cosas que ocurrieron, dejarlas atrás y mirar para adelante”, recordando, sin mencionar, la crisis de 2008.

También describió la situación de emergencia en varios sectores como laboral, alimentaria, en infraestructura escolar, productiva. “Va a ser una prioridad que no se pierda ningún empleo y no se cierra ninguna empresa. Va a ser un gobierno que va a estar al lado de los bonaerenses haya presupuesto o no para hacer las cosas que hay que hacer”, adelantó.

También comentó brevemente su proyecto de “regionalización” para una eventual futura gestión “Se ha dicho bastante que la provincia, que es inviable. Yo no lo comparto. El problema que tiene la provincia que esta heterogeneidad, esta diversidad, y estos contrastes se han marcado como deficiencias, cuando en realidad de esa multiplicidad surge la potencialidad”, sostuvo.

Y agregó: “El problema no es dividir, sino integrar. La idea es darle más efectivdad y cercanía al gobierno provincial, buscar modalidades de gestión que deberían acercarse a lo regional y no obligue a los ciudadanos a hacer trámites imposibles y prolongados a La Plata”. El candidato, luego de la conferencia, salió a un acto en la Plaza San Martín.

A %d blogueros les gusta esto: