Transportistas de carga se quejan de beneficios impositivos para trenes

La Confederación Argentina del Transporte Automotor de Cargas (Catac) criticó las políticas aplicadas “en perjuicio” del transporte automotor de cargas, en una serie de protestas desarrolladas en distintas localidades de la Provincia de Buenos Aires.

“Los constantes incrementos de los combustibles establecen una estructura de costos del transporte que afecta el normal desarrollo de la actividad”, señaló Ramón Jatip, presidente de Catac, al plantear que ‘el principal insumo del transporte automotor tiene una carga impositiva que se utiliza para subsidiar al ferrocarril’.

El transporte ferroviario de cargas logra para la entidad ‘gracias a los subsidios recibidos, ofrecer una tarifa cercana al 40% del costo operativo del camión, aunque presta un servicio limitado y precario debido a la falta de inversiones y sólo para beneficio de unos pocos, en detrimento de muchos”.

“Los pequeños y medianos productores reciben de los acopios el valor de su producto al cual, entre otros gastos, le descuentan el valor del flete de acuerdo a la tarifa Catac. Luego, las grandes exportadoras de granos lo envían por tren, incrementando su propio margen de ganancia y desdeñando al transportista tradicional”, explicó el dirigente.

Asimismo, expuso que las situaciones de cortes y protestas en las rutas registradas ‘en General Villegas con el tándem Oleaginosas Moreno y Ferro Expreso Pampeano del Grupo Techint y en Junín con ‘Nidera-

Belgrano Cargas son claros ejemplos de lo expuesto; que se extenderá indefectiblemente a otras localidades”.

“Al quitar impuestos al combustible destinados a subsidiar el tren, el transporte automotor de cargas bajaría sus costos y el tren cobraría el valor real de su servicio, el cual sería más elevado que el del camión”, sentenció Jatip.

A %d blogueros les gusta esto: