Cuarentena más flexible hasta el 24 en todo el país excepto el AMBA

El presidente hizo una fuerte crítica a quienes priorizan los problemas económicos a la situación sanitaria.

El presidente Alberto Fernández anunció hoy que la cuarenta  por el coronavirus seguirá hasta el  próximo domingo 24, pero con una mayor flexibilidad en todo el país, que será algo menor en el AMBA, donde habrá  autorizaciones para que vuelvan a funcionar algunas industrias, el comercio de cercanía y también para permitir la salida controlada de los chicos y chicas, con matices: en la provincia solo podrán hacerlo para acompañar a sus padres cuando vayan de compras, mientras que en la CABA habrá días específicos.

Fernández anunció la fase cuatro de la cuarentena, que llamó “de reapertura progresiva”, junto al gobernador bonaerense Axel Kicillof y al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, que gobiernan los dos territorios donde no se aplicará, la Ciudad Autónoma y el Conurbano, debido a que allí no se alcanzó el nivel de duplicación de casos cada 25 días, sino que apenas está en 18.  Esa diferencia, explicaron los tres, se debe a la especificidad demográfica de esa zona, donde existe la mayor densidad demográfica del país.

El Presidente fue muy enfático en rechazar las críticas a quienes plantean la necesidad de “los que están atrapados por la ansiedad de abrir la economía”. Dijo que “nosotros sabemos el padecimiento de los que no la están pasando bien, de los que no pueden trabajar. Pero lo que más nos preocupa es la salud de nuestra gente”, dijo el mandatario. E insistió: “me van a torcer el brazo”, porque “una vez más, reafirmamos que lo que nos interesa es cuidar la vida de la gente”.

Ese mensaje fue reforzado por la puesta en escena del anuncio: detrás de los tres mandatarios se ubicaron dos de lo epidemiólogos del comité de expertos que asesoran a Fernández: Pedro Cahn y Mirta Moses, que es la embajadora de la Organización Mundial de la Salud de la Argentina. “las cosas están ocurriendo como lo habíamos planeado; la cantidad de casos se ha logrado ralentizar, y la cantidad de fallecimiento está dentro de lo que podía ocurrir”, dijo Fernández, quien calificó de “bastante controlada” la situación en el país. .

Para reforzar el mensaje, Fernández apeló a describir la situación de Suecia, un país que no hizo cuarentena y y lo comparó con Noruega, país limítrofe que sí la realizó. Suecia tuvo 5 veces más muertes que su vecino. “Cuando me piden que siga el ejemplo sueco, veo que con 10 millones de habitantes, de haber seguido ese ejemplo, hoy tendríamos 13.900 muertos” en Argentina, insistió Fernández, que también rechazó que la cuarentana eleve el desempleo, al señalar que en EEUU se perdieron 20 millones de puestos de trabajo.

“Digo esto para que no mientan”, dijo Fernández, en una semana en la que, entre otros, la Asociación Argentina de Empresas emitió una opinión en favor de la liberalización de la actividad económica. “No podemos salid –del aislamiento- a tontas y a locas porque a algún pillo se le ocurre decir que lo que importa es la economía”, cerró Fernández. Kicillof, después, reforzó el mensaje: “No seamos ansiosos, no operen con los lobys, no traten de empujar” a una reapertura.

Las medidas

Respecto de las medidas concretas, los mandatarios dijeron que volverán a  funcionar ramas industriales, siempre con protocolos estrictos para evitar contagios. Kicillof dijo que en Buenos Aires, el proceso implicará un pedido de intendentes, que será evaluado por su administración y también elevado a la nacional, como ya se viene haciendo para el interior provincia. El gobernador explicó que en la Provincia se pondrá énfasis en el funcionamiento de la industria porque si no “habrá desabastecimiento” en el resto del país. Pero aceptó que, al igual que en la CABA, se habilitará comercio de cercanía, también a pedido de intendentes.

Respecto del comercio, Kicillof agregó que “los intendentes van a elevar los pedidos” y se habilitarán “por zonas o por rubros” y con criterios como “los días, el número de DNI, iremos viendo las reglas en cada uno de los lugares. Las industrias deberán asegurar el traslado de sus trabajadores.

Donde no habrá un esquema similar es con las salidas para los niños y niñas. Larreta dijo que se permitirá salir “acompañados por sus padres” para “dar una vuelta” y aclaró que las plazas seguirán cerradas. Kicillof, en cambio, dijo que “vamos a  proceder por localidad, por municipio, vamos a inclinarnos más porque puedan acompañar a los padres y madres a hacer las compras. que puedan salir no los padres ni madres acompañando a los niños sino los niños acompañando a los padres siempre con un estricto protocolo para entrar a un comercio”.

El gobernador diferenció la situación del interior donde hay “municipios prácticamente con un caso o cero casos, 60 municipios donde no ha llegado todavía el coronavirus”. Dijo que en esos municipios” ya hemos avanzando con estas medidas, lo hemos hecho porque lo ha permitido la última decisión del presidente, que en estas zonas de baja densidad poblacional, se han autorizado ya actividades comerciales, productivas, pero se ha mantenido un estricto control de la circulación”.

La cuestión de la circulación seguirá muy cuidada en el AMBA, sin autorización del transporte entre la ciudad y el Conurbano. (DIB)  AL

A %d blogueros les gusta esto: