Alberto Fernández anunció la expropiación de Vicentín, una de las mayores agroexportadoras del país

El Presidente ordenó intervenir la empresa, que mantiene una deuda millonaria con el Estado. El Congreso debatirá la expropiación.

El presidente Alberto Fernández anunció la expropiación de la empresa agroexportadora Vicentín, una de las más importantes del país, acosada por deudas millonarias y en medio de una causa por presunta malversación de fondos en el Banco Nación durante la gestión de Mauricio Macri.

En conferencia de prensa, el Presidente anunció la intervención inmediata de la compañía con sede en la provincia de Santa Fe, y puso al frente de ese procedimiento al economista Gabriel Delgado, exsecretario de Agroindustria de la Nación, quien había sido confirmado por Aníbal Fernández como ministro de Agricultura bonaerense en caso de que ganara las elecciones de 2015, que finalmente perdió en manos de María Eugenia Vidal.

Además, Fernández indicó que enviará un proyecto de ley al Congreso para declarar la expropiación de la compañía exportadora. Para manejar la empresa, en tanto, creará un fideicomiso que será gestionado por YPF Agro “para evitar las trabas burocráticas del Estado”, según señaló el Presidente.

“El Grupo Vicentín ha expresado una enorme crisis financiera en donde el Estado es el principal acreedor. Hemos dispuesto medidas para rescatar a la empresa para que siga funcionando, que los trabajadores mantengan sus puestos de trabajo y que los pequeños productores puedan seguir vendiéndole lo que producen”, aseguró el mandatario, que estuvo acompañado por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; por la senadora por Mendoza Anabel Fernández Sagasti, y por el designado interventor.

La expropiación

El proyecto de ley busca declarar a Vicentin de utilidad pública y sujeta a expropiación para que pase a formar parte de un fondo fiduciario que administrará YPF Agro, con lo que se replicará el modelo de gestión mixta. YPF Agro es una compañía de la petrolera nacional que comercializa semillas, productos para la protección y nutrición de cultivos, además de silo bolsas y lubricantes.

El Presidente destacó que el objetivo es “rescatar a la empresa en favor de la economía argentina y de una parte de la economía que tiene particular relevancia como es el mercado de granos y de cereales”.

“Que el Estado cuente con una empresa testigo en el sector es algo muy importante”, expresó, y consideró que la medida es “estratégica” y que “favorece a la Argentina para lograr la soberanía alimentaria”.

Consultado por las quejas de la oposición, Fernández remarcó que “la empresa está camino a la quiebra”, y sostuvo que “el debate hay que darlo en el Congreso. Ahí van a tener la oportunidad de acusarnos de ser Venezuela”.

Denuncias

Vicentin, líder en la producción de alimentos, entró en convocatoria de acreedores luego de que anunciara la cesación de pagos de su deuda a fines del 2019 como resultado de un proceso de vaciamiento. El principal acreedor de la empresa es el Banco Nación, que concentra el 80% de la deuda financiera. 

Por este préstamo fue denunciado el entonces presidente de la entidad, Javier González Fraga, a quien se lo acusa de ampliar una línea de financiamiento de la compañía, aún a sabiendas de su situación terminal.

Consultado por esto, Fernández indicó que “estamos ordenando la intervención. Si allí surgieran irregularidades se harán las denuncias del caso”. 

La empresa cuenta con plantas de cereales y oleaginosas en las localidades santafesinas de Avellaneda, San Lorenzo y Ricardone, una división de producción de Biodiesel (Renova), otra textil que incluye desmotadora, hilandería y tejeduría, una planta de jugo concentrado de uva en San Juan, Vicentin Family Wines en Mendoza, además de acopio y exportación de Miel (Promiel), producción ganadera y sedes en Montevideo, San Pablo y Asunción. (DIB)

A %d blogueros les gusta esto: