Tensión por un fuerte reclamo de policías: oficiales protestan frente a la residencia de Axel Kicillof en La Plata

2 minutos de lectura

Un grupo de efectivos en actividad y retirados se congregaron frente a las comisarías. En Almirante Brown hubo un “sirenazo” y piden la presencia de Berni.

Efectivos de la Policía bonaerense protestaban esta medianoche en varias localidades de la provincia de Buenos Aires y un grupo de oficiales realizan un “sirenazo” frente a la residencia del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, en reclamo por aumentos salariales y mayores medidas de protección.

La convocatoria se había lanzado a través de las redes sociales durante el fin de semana, y si bien al principio se consignó que no participaron oficiales en servicio sino personal de franco y retirados, en las últimas horas la protesta fue ganando volumen y en varias ciudades se pudo ver cómo se sumaban caravanas de patrulleros que debían estar afectados al servicio. Si bien en las últimas horas trascendieron versiones de “autoacuartelamiento”, por ahora la protesta derivó en una “vigilia” durante la noche a la espera de una respuesta oficial.

 

El epicentro del reclamo se trasladó por la tarde hacia la Gobernación bonaerense: luego de manifestarse frente al Ministerio de Seguridad, los manifestantes se dirigieron hacia la residencia donde vive Axel Kicillof junto a su familia. Allí cortaron la calle con patrulleros y encendieron una fogata frente a la fachada de ingreso. A la medianoche y durante al menos una hora, hicieron sonar las sirenas en señal de protesta y reclamaban la presencia del ministro de Seguridad, Sergio Berni.

Los manifestantes hicieron circular un pliego de 12 puntos de reclamos, entre los que figuran aumentos salariales cercanos al 60%, aumentos en las horas adicionales, el pago del trabajo en feriados y horas nocturnas al 100%, provisión de uniforme  y equipo de trabajo y planes de vivienda para los oficiales.

Tras conocerse el reclamo, jefes policiales enviaron circulares a las comisarías para advertir sobre fuertes sanciones para quienes se plegaran, pero eso no hizo más que aumentar el descontento policial.

Por la tarde, uno de los puntos más fuertes de la protesta tuvo lugar en la localidad de Adrogué, en Almirante Brown, donde la protesta policial fue “apoyada” por un sirenazo de patrulleros que desfilaron hacia la sede de la Jefatura local.

Esa actitud se replicó luego en varios puntos del interior bonaerense como Junín, Mar del Plata y Necochea, donde en redes sociales se repetían las imágenes del desfile de patrulleros con las sirenas encendidas recorriendo las calles.