DIARIO DIGITAL

NOTICIAS

Javier Rodríguez aseguró que se impulsarán políticas públicas para fomentar apicultura bonaerense

El ministro de Desarrollo Agrario bonaerense, Javier Rodríguez, aseguró que el Estado provincial construirá «políticas públicas que apunten a fomentar el crecimiento de la apicultura y profundizar la calidad” de la producción local, al inaugurar el programa Mi Primera Colmena, con un acto en el Vivero Darwin de la Estación Forestal Parque Pereyra.

«La provincia de Buenos Aires representa el 53% de la producción nacional de miel y en los últimos años ha sido testigo de un importante crecimiento del sector. Desde 2019 hasta ahora hubo un aumento del 32% en la cantidad de apicultores, y del 45% en el número de colmenas», precisó el ministro.

Al dar inicio al programa, dirigido a promover el desarrollo de la producción apícola bonaerense a través de la facilitación de insumos apícolas a nuevos productores capacitados que deseen iniciarse en la actividad, explicó «que la producción de miel es un importante generador de valor agregado en origen y significa el ingreso de muchas familias, pero también es una actividad que cuida el medioambiente, genera arraigo, e impulsa el desarrollo local y regional».

Por eso, dijo que, «desde el Estado provincial construimos políticas públicas que apuntan a fomentar el crecimiento de esta actividad, profundizar la calidad de las mieles bonaerenses y su diferenciación, e impulsar su comercialización”.

Rodríguez aseguró que, en los primeros nueve meses de 2022 Argentina «ha exportado unas 62.183,69 toneladas de miel (frente a un promedio anual de 65.000 en los últimos años) por un valor de US$ 212,46 millones”, y precisó que “los principales destinos fueron Estados Unidos (58%), Alemania (19%), España (6%) y Japón (4%), pero en total se exporta miel a 28 países».

En tanto, dijo que la provincia de Buenos Aires «es la zona apícola más importante del país y representa el 53% de la producción nacional con 5.489 productores y productoras apícolas, 1.424.438 colmenas, 843 salas de extracción y 134 de fraccionamiento».

Según se precisó, el programa Mi primera Colmena facilita el acceso a insumos apícolas a nuevos productores (integrados o independientes y relacionados a través de cámaras, asociaciones y/o cooperativas productoras apícolas ya capacitadas), con el objetivo de generar más empleo local, agregado de valor y fomentar el cooperativismo en el marco de una estrategia para aumentar la competitividad general del sector, impulsando las “buenas prácticas” en toda la cadena apícola y potenciando la calidad y la comercialización de la miel bonaerense.