DIARIO DIGITAL

NOTICIAS

El seleccionado argentino Sub-20 emprende vuelo a San Juan

(Por Enviado Especial) El seleccionado argentino de fútbol Sub-20 deja Santiago del Estero con el objetivo cumplido del pase a los octavos de final del Mundial y también con una gran demostración de afecto por parte de los hinchas.

La comunión entre plantel y cuerpo técnico con los santiagueños se demostró en las guardias realizadas en el hotel cercano a la Plaza Libertad y en los partidos ante Uzbekistán y Guatemala, que en total contaron con 75.000 espectadores.

Los santiagueños de distintas edades colmaron el Único Madre de Ciudades en las dos presentaciones del equipo que dirige Javier Mascherano. Y en la goleada 3-0 ante Guatemala, contaron con «refuerzos» en las tribunas para un aliento que tuvo música entre bombos, redoblantes y trompetas.

Los hinchas en Santiago del Estero fueron muy respetuosos con los jugadores, quienes cuando la ocasión lo ameritaba no dudaban en sacarse una foto o firmar un autógrafo.

En una ciudad donde la camiseta de Boca Juniors se vio con mayor frecuencia entre los santiagueños, el defensor Valentín Barco fue el más solicitado.

El «Colo», con su talento y puñado de partidos en el xeneize, acaparó la atención de la gente. Incluso se llevó la mayor ovación en el «aplausómetro» de cada partido jugado en el Madre de Ciudades, secundado por Valentín Carboni y Máximo Perrone.

El predio de Central Córdoba, ubicado a unos 30 minutos de la ciudad, recibió los primeros entrenamientos del equipo de Mascherano que también contó con la presencia de algunos hinchas entusiastas.

La última práctica antes del choque ante Guatemala ocurrió en la cancha del club Mitre, que milita en la Primera Nacional, donde el césped lució impecable y Mascherano pudo trabajar sin periodistas que obtengan pistas durante el entrenamiento a puertas cerradas.

La presencia del Sub-20 no alteró la tranquilidad habitual del santiagueño, pero en cada partido revivió la pasión por el fútbol.

Santiago del Estero aún recuerda la visita histórica de la Scaloneta, en la goleada 7-0 ante Curazao, que generó un revuelo en la ciudad, el pasado 28 de marzo. Y el equipo de Mascherano mantuvo la tendencia que hizo felices a muchos argentinos en el “Santiago querido” que el cantante Leo Dan inmortalizó con su éxito del año 1964.

Los pibes iluminaron Santiago del Estero, la ciudad donde el sol estuvo escondido entre las nubes durante días, y puede haber una segunda parte si el pasaje a cuartos de final se concreta.

Related Images: