DIARIO DIGITAL

NOTICIAS

Renovación Histórica en el Estadio Raúl Malbrán de Balcarce y Vieytes

En un día como hoy, pero hace casi un siglo atrás, en febrero de 1925, se cerraba una operación que cambiaría para siempre la historia del club. Un terreno adquirido por la módica suma de $3.600 de moneda nacional se convertiría en el hogar de gestas deportivas inolvidables. Ese sueño dio inicio a la construcción del primer campo de deportes, un sueño que hoy, casi 99 años después, se renueva con una mirada al futuro.

Con meticulosidad y determinación, las obras comenzaron sin prisa pero sin pausa. Desde la nivelación del piso hasta el cercado con alambrado olímpico que marcaba el perímetro del terreno, cada detalle fue crucial. La separación del campo de juego y los hinchas mediante postes y cadenas, la construcción de pequeños vestuarios y baños, y la instalación de 15 bancos para el público académico bajo la sombra de 120 eucaliptus y 45 cipreses, dieron vida a un espacio que se convertiría en un templo del deporte.

El 21 de agosto de 1926, marcó el día de inauguración del estadio con una victoria memorable por 2 a 0 frente a Jorge Newbery de Rufino. Desde entonces, el estadio Raúl Malbrán de Balcarce y Vieytes se ha impregnado de historia y gloria, testigo de momentos inolvidables que quedaron grabados en la memoria de los seguidores académicos.

Ayer, un nuevo capítulo en la historia del estadio comenzó a escribirse con el inicio de las obras de renovación. Un proceso que, si bien busca modernizar las instalaciones, respeta la rica herencia del lugar. La revelación de los picos del sistema de riego artificial marcó el primer paso hacia la transformación. La remoción de aproximadamente 10 centímetros de «suelo viejo» precedió al uso de paratil y disco, preparando el terreno para la siguiente fase.

El proyecto contempla la distribución de 100 bateas de tierra nueva, agregando 30 centímetros adicionales al suelo. El ingeniero de la Academia Mascherano liderará la fase crucial de nivelación con tecnología láser, garantizando una superficie impecable con cuatro caídas estratégicas. La última etapa será la siembra, un acto simbólico que marcará el renacer del estadio.

Casi 99 años después de su inauguración, el Estadio Raúl Malbrán de Balcarce y Vieytes se embarca en una nueva era. Con respeto por el pasado y la mirada puesta en el futuro, las obras de renovación prometen preservar la esencia del lugar mientras lo preparan para las generaciones venideras. La historia del estadio, llena de gloria, continúa su curso, y los seguidores académicos esperan ansiosos el próximo capítulo de este emocionante viaje.

 

Related Images: